El Prado de San Sebastián

Estatua Cid Campeador Prado San Sebastián Torre Norte Plaza Espana al fondo

Estatua del Cid Campeador en el Prado de San Sebastián con la Torre Norte de la Plaza de España al fondo

Hablar del Prado de San Sebastián es hablar de la Sevilla que fue, de la que pudo ser y de lo que es actualmente: un lugar de paso que ha ido ganando relevancia en la vida de la ciudad. De hecho, el prado que se extendía más allá de las murallas era un lugar poco apreciado, quizá justo lo contrario, mientras que en la actualidad es un nudo de transportes básico para la movilidad urbana y las comunicaciones con el área metropolitana, la provincia y el resto de Andalucía.

En la Sevilla amurallada, el Prado era un terreno baldío que había servido para asuntos tétricos: para dar tierra a las muchas víctimas de epidemias, como camposanto antes de construirse el actual cementerio de San Fernando o incluso como campo de hogueras de la Inquisición, que no sólo aplicaba sus autos de fe en la Plaza de San Francisco.

En el siglo XVIII, el signo de esta zona de Sevilla empieza a cambiar hasta llegar a nuestros días plena de vida. Se interviene en el curso del arroyo Tagarete, que abrazaba el casco histórico longitudinalmente a las murallas, camino del Guadalquivir, y se crea con ello la calle San Fernando, se abre la Puerta Nueva, que da paso al Palacio de San Telmo, a la Real Fábrica de Tabacos… Y claro, al Prado de San Sebastián.

pasarela prado san sebastian sevilla

Pasarela del Prado de San Sebastián de Sevilla

Y es con la primera la Feria de Abril en 1847 cuando el Prado empieza a tener una identidad y uso popular. Comienza a ganar importancia en las comunicaciones de la ciudad, pero sobre todo es el lugar donde se celebra la feria de ganado y, hasta su traslado a Los Remedios, donde se montaban las casetas.

Colindante con el Real Alcázar, los Jardines de Murillo, el Parque de María Luisa y la Plaza de España (incluyendo el Museo Militar Regional), es un espacio familiar para quienes visitan algunos de estos lugares. Pero también es donde se asientan los juzgados, la icónica glorieta del Cid, los jardines del Prado o el Pabellón de Portugal de la Exposición Iberoamericana de 1929.

Pabellon Portugal Prado San Sebastian de Sevilla

Pabellón de Portugal en el Prado de San Sebastián de Sevilla

Pudo ser asiento de una espectacular biblioteca diseñada por Zaha Hadid para la Universidad de Sevilla, pero las rutas por la Sevilla que pudo ser y no fue requieren un post independiente.

Y claro, es el lugar por el que tienes que pasar si vienes al centro desde fuera de Sevilla o desde el extrarradio. Piensa en todo esto la próxima vez que vengas al centro en autobús, metro o tranvía.

fuente cuatro estaciones prado san sebastian sevilla

Fuente de las Cuatro Estaciones en el Prado de San Sebastián

También puede interesarte