Semana Santa en los balcones de Sevilla

hotel dona maria calle don remondo semana santa
Balcones del Hotel Doña María engalanados para la Semana Santa 2020.

Sevilla se enfrenta en 2020 a la Semana Santa más atípica de su historia, con los sevillanos confinados en sus casas y la ciudad paralizada por el estado de alarma decretado por el Gobierno. Las hermandades no realizarán estación de penitencia, pero el sentir general de los cofrades es no renunciar a los cultos y a las tradiciones. Por esta misma razón, los hoteles miembros de la asociación de empresas turísticas Sevilla City Centre llaman a los residentes en Sevilla a engalanar sus balcones como cada año por la semana de Pasión.

El Hotel Doña María, que cada año asiste con vistas privilegiadas a la salida de los pasos de la Catedral, ha dado ejemplo vistiendo sus balcones hacia la calle Don Remondo con los tradicionales faldones de terciopelo granate. «Asumimos que el confinamiento y el resto de medidas implantadas por el Gobierno que nos impiden desarrollar nuestra actividad son necesarias para frenar la expansión de la Covid-19. Por esta misma razón tampoco vamos a poder disfrutar de las cofradías en la calle, pero eso no significa que no podamos seguir disfrutando de nuestras tradiciones en nuestros hogares y negocios», ha declarado Manuel Dominguez, director del hotel y presidente de la asociación Sevilla City Centre.

Los alojamientos turísticos recibieron la orden gubernamental de cerrar sus instalaciones con fecha 26 de marzo, aunque algunos se anticiparon como ocurrió con el Hotel Inglaterra por primera vez en sus 163 años de historia. Sin embargo, mientras recuperan la actividad, estos establecimientos emblemáticos de Sevilla continúan representando los valores e iconografía de la ciudad.

Especialmente en estos días en que los sevillanos viven recluidos en sus casas, los balcones y terrazas son la única opción para hacer vida social con los vecinos, tomar unos rayos de sol y sentir algo parecido a una vida en el exterior. Sevilla City Centre anima a todos los sevillanos a mostrar en sus balcones sus tradiciones más arraigadas, empezando en Viernes de Dolores con la decoración de temporada.