Pedro I de Castilla

pedro i cruel justiciero

Pedro I, ‘El Cruel’ o ‘El Justiciero’.

Pedro I de Castilla es un rey de abundante presencia en Sevilla, en su historia y en sus leyendas. Espacios emblemáticos del Real Alcázar como los Baños de María Padilla o el Palacio del Rey don Pedro, así como otros edificios icónicos como el convento de Santa Inés o la calle Cabeza del Rey Don Pedro, por citar sólo algunos ejemplos, están salpicados por la figura del último rey castellano de la Casa de Borgoña. En 1350, con 15 años, Don Pedro recibió la corona de su padre, Alfonso XI, en un periodo muy convulso de Castilla que continuó durante su reinado y hasta su abrupta muerte en 1369, en combate con su hermano bastardo Enrique de Trastamara. La agitación propia de la época, repleta de guerras, conspiraciones y rebeliones, con epidemias de Peste Negra y lo difícil que era de por sí la vida en la Edad Media, condujo a Pedro I a un reinado muy revuelto. Es natural que pasara a la historia con el apodo de ‘El Cruel’ o de ‘El Justiciero’ en función de si eran sus opositores o sus partidarios quienes se referían a él.

También puede interesarte