La Giralda

La Giralda de Sevilla

Antiguo alminar de la mezquita musulmana, la Giralda fue en su día la torre más alta del mundo. Hoy, después de las tres añadiduras realizadas tras la Reconquista, la altura total de la torre, ubicada en el ángulo nordeste del Patio de los Naranjos de la Catedral, supera los 97 metros.

Varios cuerpos de diversos estilos arquitectónicos componen la estructura de la torre. El musulmán se construyó entre 1172-1198 por el emir Yaqub al-Mansur, y para sus cimientos se utilizaron piedras de distintos monumentos romanos, algunas de las cuales aún pueden verse a ras del suelo, en la esquina de la calle Placentines.

La ingeniería de este antiguo minarete estuvo a cargo de Gever, que en realidad ideó dos torres, una dentro de otra. El hueco que las separa está ocupado por una rampa por la que antiguamente ascendía a caballo el Sultán y que, hoy día, sirve de acceso hasta la terraza superior.

Sobre el cuerpo de arquitectura musulmana se añadió, en el siglo XVI, un segundo de campanas, obra de Hernán Ruiz. Por encima de éste aún hay otro más, que tiene en sus esquinas cuatro jarras de azucenas de bronce, recientemente restauradas. Un último cuerpo de arquitectura renacentista completa el conjunto. Denominado de carambolas, lo componen las estrellas, la cúpula y el cupulín, sobre el que, finalmente, se erige la gran veleta de bronce denominada Giraldillo.


Horarios: lunes, de 11.00 a 15.30 horas. Martes a sábado, de 11.00 a 17.00 horas. Domingo, de 14.30 a 18.00 horas. Festivos consultar.

Precios: Adultos: 8 € (incluida visita a la Iglesia del Salvador). Estudiantes menores de 26 años y pensionistas, 4 €.

También puede interesarte

,