Jardines de Cristina

Jardines de Cristina, en Sevilla

Jardines de Cristina, en Sevilla

La sombra en Sevilla es una maravilla. Más que la lluvia. En los meses cálidos, el frescor vegetal de los parques y jardines de la ciudad reconforta a ciudadanos y visitantes. Y en el mismo centro de Sevilla tenemos uno de esos espacios emblemáticos donde refugiarse del sol y las altas temperaturas.

No por su extensión, unos 8.100 metros cuadrados entre el Paseo de las Delicias y la Puerta de Jerez, sino por historia y por diseño, los Jardines de Cristina ofrecen una estampa clásica de jardín urbano en Sevilla.

Todo parte del llamado Salón de Cristina (por Cristina de Orleans, esposa de Fernando VII), inaugurado en julio de 1830 y que se convirtió en la primera mitad del siglo XIX en lugar de reunión preferente de la sociedad sevillana. Con las obras para la Exposición Iberoamericana de 1929 se redujo la superficie y en la actualidad forma un triángulo que se asoma tanto al Palacio de San Telmo como al río Guadalquivir y a la Puerta de Jerez.

Entre su arboleda, el plátano tiene gran protagonismo como una de las especies más características de Sevilla. La generosa sombra que proyecta desde 40 metros de altura lo merece. Y no sólo el descanso sino la variedad botánica de este distinguido espacio merece una visita, así como otros elementos singulares como el estanque regionalista, la pérgola o los bustos y azulejos.