Fernando III el Santo

fernando iii santo sevilla

Fernando III el Santo

El 30 de mayo de 1252 falleció Fernando III de Castilla, tres años y medio después de conquistar Sevilla. Se le dio sepultura en la Catedral de Sevilla (entonces aún la antigua mezquita consagrada para la fe cristiana, a la que se le añadió la Capilla Real original). También se conservan como reliquias algunas de sus pertenencias como su espada Lobera o el Pendón que portaba en la conquista de la ciudad, y que es una de las banderas históricas de España. Fernando fue rey de Castilla entre 1217 y 1252, y de León entre 1230 y 1252, unificando con ello las dos coronas que habían permanecido divididas por más de cien años. Durante su reinado fueron conquistados además los reinos de Jaén, Córdoba, Sevilla y Extremadura. Fue canonizado en 1671. En el día de San Fernando, patrón de la ciudad, se puede visitar su cuerpo incorrupto conservado en una urna de plata.