Antes que City Sightseeing fue el tranvía

tranvias carmen barbero sevilla plaza espana sevilla

Tranvías «Carmen» y «El barbero de Sevilla» en la Plaza de España de Sevilla.

Sevilla vivió en 1992 unos meses gloriosos, irrepetibles. El recuerdo de la Expo 92 perdura con su legado y con los testimonios de quienes lo vivieron. Fue un año muy prolífico, del que no sólo surgió una Exposición Universal impecable, con sus infraestructuras y su patrimonio arquitectónico, sino también muchos emprendedores llamados a cazar la oportunidad del turismo. Uno de todos esos proyectos que surgieron hace 25 años es una marca global, una empresa que se forjó en Sevilla y que hoy que dice a más de 100 operativas de todo el mundo cómo se enseña una ciudad a sus visitantes. Entonces lo hacía con sólo dos tranvías.

El 23 de julio de 1992 iniciaba su actividad en Sevilla la Compañía Hispalense de Tranvías, con el objetivo de mostrar la ciudad a los visitantes que llegaban atraídos por la Expo 92. Importando dos tranvías de madera de San Francisco y adaptándolos para circular por las calles de Sevilla, la compañía estrenaba el concepto de city tour que con los años se convirtió en el proyecto City Sightseeing, hoy presente en los cinco continentes con sus característicos autobuses panorámicos de dos plantas. Para celebrar aquella experiencia pionera, la multinacional sevillana prepara un calendario de actividades que se prolongará por todo un año.

Durante los próximos doce meses, City Sightseeing organizará jornadas de puertas abiertas, campañas solidarias con personas en situación de vulnerabilidad, eventos, exposiciones, conferencias, promociones y otras actividades orientadas a dar a conocer el origen y la historia de una empresa que hoy lleva la marca City Sightseeing y el nombre de Sevilla a más de 100 ciudades en todo el mundo.

«La elección de los tranvías no fue arbitraria —ha declarado Enrique Ybarra, uno de los fundadores de la compañía–. Quería recuperar la imagen del tranvía de Sevilla, que había funcionado hasta principios de la década de 1960 y, aunque no lo conocí en persona, seguía vigente en el ambiente de la ciudad». Ybarra intentó adquirir alguno de aquellos antiguos vehículos pero finalmente tuvo que recurrir a los que sí había conocido: los de la ciudad de San Francisco, donde cursó sus estudios universitarios. Se hizo con un tranvía, encargó una réplica, los bautizó con nombres de óperas ambientadas en Sevilla («Carmen» y «El Barbero de Sevilla») y los caracterizó con colores y motivos propios de la ciudad.

Desde aquel 23 de julio, Cía. Hispalense de Tranvías se dedicó a enseñar las zonas más emblemáticas de Sevilla a sus visitantes. Con la crisis económica de principios de los 90 provocada por la primera Guerra del Golfo, unida al desplome turístico de Sevilla tras la Exposición Universal, la empresa se vio obligada a reinventarse continuamente hasta la creación de City Sightseeing, que se puso en marcha el 31 de marzo de 1999, también en Sevilla.

bus panoramico city sightseeing sevilla

Bus panorámico de City Sightseeing Sevilla.

La marca global de los city tours está hoy presente en más de 30 países de los cinco continentes con autobuses de doble planta, barcos, trenes turísticos, sidecars y otros medios de transporte. Y todo comenzó con aquella Cía. Hispalense de Tranvías, cuya historia y transición hacia City Sightseeing quedará patente durante los próximos meses en las diferentes actividades.

También puede interesarte