Al Mutamid

al mutamid sevilla

Ilustración de Al Mutamid sobre original de Lola Cachadiña (www.elrincondelola.es)

El rey poeta se desenvolvió igualmente bien entre las tensiones fronterizas de los reinos de taifas, bien fuera por campañas militares o por diplomacia. La taifa de Sevilla llegó a ocupar desde el actual Algarve portugués hasta Murcia, arrinconando las de Málaga, Granada y Almería, a las que ganó territorios. Sin embargo, su petición de ayuda a los almorávides para defender sus posesiones se le acabó volviendo en contra y las tropas enviadas por Marrakech fueron conquistando los reinos de taifas. Depuesto en 1090, Al Mutamid murió en Agmat como un forastero, en sus propias palabras. La leyenda de su nostalgia por Sevilla ha llenado numerosas páginas e inspirado a incontables autores sevillanos.